martes, 8 de mayo de 2012

MERECEMOS MORIR.

Hubo muchas frases para el recuerdo en la ciudad condal, pero ésta se lleva la palma. Y ahora que ya nos hemos repuesto del Salón del Cómic de BCN, ya puedo hablar sin emitir gruñidos ni monosílabos. Ahí van algunas fotos de la odisea.
Mis compañeros de viaje pillados con las manos en la masa gorroneando internet de algún incauto que no ha puesto el candado.


Ese rotulador ROSA FLUORECENTE que tanto triunfó entre profesionales y aficionados.


Ahí me teneis flipando con Toni Marmota ¡¡¡el bajísta de La Frontera!!!
Si me lo llegan a decir hace 10 años no me lo creo. Ese finde firmaba su obra "The Flystones". Hecharle un vistazo.



Y aquí teneis a uno de los jóvenes de Arkham Cómics, el stand donde firmaba junto a Ediciones de Ponent. Tíos estupendos donde los haya que me trataron a cuerpo de rey. Os recomiendo visitar su tienda si andais por Barna.

Y la pandi que me aguantó durante toooodo el Salón. (si es que son unos benditos...) De izquierda a derecha: Carina, Sara, Sergi y Fran. Los hermanos Dalton de los cómics.

Esa tarde solo quería moriiirmeeeee!!!!!

1 comentario:

  1. jajajajjaja, lo de hermanos Dalton, un acierto. Tu pose como arácnido, un fracaso. De hecho, bien se ve que te da entre pereza y miedito el cartón.
    Un fin de semana chulo. Y que el mundo (bueno, el que visite tu blog) sepa que en Barcelona hay un bar en el que te dan de comer a puerta cerrada, bueno y barato, además que el dueño preguntó si podía fumar... fue como viajar a un pasado más anárquico, casi lloro. No podemos decir eso todos los días, ¿verdad? No sé, entre el cansancio de caminar, de verte firmar sin respiro durante dos días, de morderme los puños por no tener dinero para comprar y salir de ahí sólo con 6 folletos de publicidad, de beber cerveza y elegantemente disimular mi comienzo de borrachera después de tres tragos, de la tragicomedia de madrugar sin queja alguna... se podría decir que merecemos una bacanal. Pero no merecerá morir nadie, sin antes reconocer que las adolescentes que cantan y bailan a lo japo son absolutamente fascinantes y molan como las que más, me quedo con eso. Mi resumen del Saló fue el brillito de mis ojos al ver una coreografía japo a manos de dos chavaloides sonrientes haciendo gestos rarísimos y pronunciando de memoria el vocablo asiático con entonación dudosa pero no menos sugerente, con una alegría en sus saltos como la de un niño en el columpio a punto de salir volando. Aiss!! Duró un segundo, pero lo recordaré una eternidad. Me han hecho chás el corazón. Y lo mejor de todo esto, es que lo digo en serio.
    Observad cómo abre la manica al principio, qué bonico queda:

    http://www.youtube.com/watch?v=uYs5zuGKYds&feature=related

    ....jolines, es que es genial.
    Perdona Ángel, pero déjate el rock y el twist y pásate al cosplay.
    por lo demás, sigue dibujando. :D

    ResponderEliminar